¿Qué nos inspira?

sociedades más igualitarias

Claudia Cano Correa

Me llamo Claudia Cano Correa. Después de haber trabajado durante 15 años en el diario El Espectador como periodista, llegué al Externado de Colombia en el año 2002, para contribuir, desde la gestión en la Coordinación Académica y desde la investigación en el Área de Salud, Conocimiento Médico y Sociedad, al proyecto innovador y visionario de la naciente Facultad de Ciencias Sociales y Humanas en cabeza de Lucero Zamudio Cárdenas. Esta gran apuesta por la formación en investigación desde el pregrado y por la interdisciplinariedad me cautivó por su espíritu transformador de la formación en ciencias sociales ​y humanas, pero también de las relaciones personales y con la naturaleza.  Años más tarde, empecé a dirigir el Programa de Antropología, buscando consolidar desde allí esta gran propuesta, imprimiendo un sello de compromiso con la defensa de la diversidad, que guíe y posibilite devenires más esperanzadores de transformación real de lo social.   


Desde este trasegar académico permeado por los valores externadistas y su proyección futura, varias compañeras y compañeros de las facultades de Ciencias Sociales y Humanas y Estudios del Patrimonio me plantearon la necesidad de tener una representación en el Consejo Directivo de la Universidad. Es así como llego a ser candidata de la lista denominada “Diálogo Externadista”, un grupo de profesores interfacultades que se preocupa por encaminar la educación superior hacia la construcción de sociedades más igualitarias, equitativas y con justicia social, y que cree que es urgente revitalizar los órganos de expresión, participación y deliberación de los docentes y crear mecanismos y condiciones adicionales para que se reconozca el trabajo intenso y comprometido de nuestras y nuestros profesores.  

fortalecer el diálogo

María Claudia Romero Amaya

Yo, queridos colegas y miembros de la comunidad externadista, soy una mujer disciplinada, honesta y comprometida. Tengo el carácter para defender de manera autónoma mis convicciones, la apertura de espíritu para reconocer el valor de los aportes del otro, la nobleza para reconocer mis errores y defiendo la libertad como principio de vida.


A la Universidad Externado de Colombia he vinculado mi proyecto existencial en los campos académico, profesional e intelectual. Aspiro a ser parte de su Consejo Directivo, a fin de contribuir, a partir de un liderazgo democrático y durante los próximos dos años, al proceso de transición que ha de permitir el fortalecimiento de los espacios de diálogo.


Mi convicción en las bondades de la participación, me llevan a promover una comunicación más horizontal entre los diferentes estamentos de la Universidad: Consejo Directivo, Consejo de Profesores, Consejo Estudiantil, y a facilitar la integración de la comunidad universitaria al proyecto externadista.


Tras 20 años en la Universidad, vinculada a actividades de gestión académica, de docencia y de investigación, conozco los procesos administrativos y entiendo la importancia de que estos sean una plataforma al servicio del cumplimiento de nuestra misión institucional. En mi calidad de profesora, reconozco la necesidad urgente de un estatuto profesoral que brinde estabilidad a los docentes manteniendo la excelencia académica. 


Quiero ser parte del Consejo Directivo de la Universidad para lograr un ambiente de trabajo solidario, y para apoyar las transformaciones que permitan al Externado dar respuesta a las demandas de la sociedad con coherencia entre las formas internas de acción y su naturaleza democrática y liberal.

transformación

Eric Tremolada

En el Externado, aprendí de los maestros a buscar en el debate, en los libros, en la enseñanza un camino que nos permita ahondar en la libertad, en la democracia, en el libre pensamiento que, con tanto ardor, inculcaron los fundadores y al que con tanta energía hombres como Fernando Hinestrosa le dieron especial importancia. Así, somos hijos de la rebeldía, de la entereza y libertad, principios que desde estudiante defiendo y que se desarrollan con el diálogo y la concertación.
No obstante, aunque en nuestra casa de estudios somos libres de pensamiento, expresión y cátedra, y se garantiza el respeto por nuestra autonomía, la igualdad en el disfrute de los derechos y en el cumplimiento de los deberes no es una realidad plena y en lugar de afianzar nuestra pluralidad y diversidad, nos divide.
Si los individuos en general y los académicos en particular debemos tener una responsabilidad con nuestro entorno y procurar siempre su perfectibilidad, no podemos renunciar al rol transformador que brinda el diálogo y la concertación, dinámicas que permanentemente inculco en mis alumnos e hijos y que ahora me invitan a ser candidato en estas elecciones. Seguir consolidando la institucionalidad del Consejo de Profesores y su representación en el Consejo Directivo, es trabajar por una gobernanza académica, investigativa y administrativa consensuada, basados en políticas y no en la discrecionalidad.

garantías para formación

Richard Tovar

Mi candidatura busca obtener la representación que vincule a los colegas, profesores y maestros para proveer políticas específicas de ascenso y de garantizar la formación permanente de los docentes, con el propósito de coordinar la acreditación con el esfuerzo colectivo de grupos interdisciplinarios integrados por profesores activos de las distintas facultades y departamentos, que actúen como grupos heterogéneos y transdisciplinarios en permanente colaboración y compromiso con los educandos dentro del ejercicio de la tolerancia, la ética integral, en el marco externadista de un pluralismo incluyente como reflejo del respeto a los estatutos de nuestra alma mater y al libre desarrollo de la personalidad y los derechos fundamentales, que consagran la ley y la Constitución.

consenso desde la diversidad

Marco Feria

En primera medida, querer ser candidato al Consejo Directivo es una decisión que se enmarca en un espacio de trabajo, que paso a paso, camino a camino, y que con el trascurrir del tiempo, pasó a ser más que un trabajo, un proyecto de vida; el cual me ha permitido ser feliz, autónomo, propositivo, crítico de mismo y autocritico de mi externado. Alma mater a la que agradezco las oportunidades. Por lo tanto, nuestro compromiso es aportar con los mejores y más altos principios misionales, que harán pragmáticos sin egoísmos ni sectarismo, con la prevalencia de mejor argumento en pro de lo institucional sin afectar lo individual, puesto que con ello podremos coadyuvar en el fortalecimiento de nuestro proyecto de Universidad de cara al Futuro.

En segunda medida, porque nuestra plancha identifica y representa la construcción de consenso desde la diversidad, sin que se decida desde una autoridad que todo lo sepa, sino desde la opción de construir con y desde la diferencia, la singularidad desde la coincidencia. Es lo que representan todos y cada uno de mis colegas que integran la plancha conformada por todas las facultades: Figri, Derecho, Economía, Administración de Empresas, Administración de Empresas Turística y Hotelera, Comunicación Social.

para renovar

Geli Pautt Torres

La Universidad Externado de Colombia, es uno de esos sueños que se me convirtió en realidad. De niña, observaba a esos primos mayores que yo, cuando aún existía el tren, que viajaban a la capital a estudiar en universidades prestigiosas y que realmente formaban ciudadanos de bien. Sin duda, ya de adulta, tuve el privilegio de recorrer sus escaleras y admirar la diversidad de sus flores, con un sentir sobrehumano, que me decía que me quedaría allí por mucho tiempo… ya cuento con 23 años.


Quiero mucho al Externado, es mi segundo hogar y familia. Ahora, sueño con una Universidad renovada, que permita la participación de todos, de nuestros estudiantes, el equipo administrativo, y por supuesto, de nosotros los docentes. Entre todos, con un interés genuino, podemos construir un futuro de vanguardia. Mi nombre es Geli Pautt Torres, pero también llevo conmigo el sello externadista; estoy aquí presente como una Candidata al Consejo Directivo, para hacer aportes constructivos, con la consciencia de hacer elecciones sin preferencias, ni conveniencias individuales, solo con la única convicción, de tomar las mejores decisiones que contribuyan a su grandeza, para que la haga perdurable y sostenible a las generaciones venideras.  

compartir

Victoria González

Hace poco más de dos años comencé a asistir a reuniones de profesores de varias facultades para hablar de asuntos concernientes a nuestra querida universidad. Luego de tanto tiempo de recorrer los pasillos y los salones del Externado, por primera vez encontré un espacio para exponer mis ideas y escuchar a los docentes que compartían situaciones similares a las que yo vivía, y de las cuales, solo comentaba con mis colegas más cercanos. La experiencia resultó bastante enriquecedora, había tantas cosas por decir, tantas por mejorar, tantas por transformar. En ese momento sentí que mi alma máter, ese lugar que me había dado la oportunidad de volver para enseñar en sus aulas, entraba en una nueva dinámica que había perdido hacía tiempo, una dinámica de diálogo amplio, sano y constructivo. Hoy, luego de varias asambleas y encuentros entre docentes, de escuchar y reflexionar, siento que tengo las fuerzas y las capacidades suficientes para representar a mi compañeros y compañeras en el consejo directivo de la Universidad. Quiero que ustedes me den la oportunidad de defender sus ideas, de mejorar nuestra universidad. A cambio, dejo a su consideración mi hoja de vida personal y profesional y toda mi disposición para trabajar por el Externado.

Mauricio Aponte

Llegué a esta Casa de Estudios en el año 2000 para apoyar una intervención interdisciplinar de reconstrucción del tejido social en el municipio de Montenegro después del terremoto del eje cafetero. Me había formado en medicina, filosofía, estudios políticos y psiquiatría. Encontré en el Externado, particularmente en el Centro de Investigaciones sobre Dinámica Social (CIDS), un espacio abierto en donde sentía que había un lugar para la interdisciplinariedad y el compromiso social de la academia. Venía para un proyecto de tiempo limitado y llevo ya casi 21 años en la universidad.

 

En mi trayectoria he ejercido como docente de varias asignaturas de pre y postgrado, he liderado procesos de gestión académica y he participado en múltiples investigaciones y proyectos interdisciplinarios. Hice parte del equipo que, bajo el liderazgo de Lucero Zamudio y con el aval y oído estimulante del Dr. Fernando Hinestrosa, gestó la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, reconocida por propios y extraños como una promesa de futuro. He sido co-creador y director del Programa de Psicología, director de la Maestría en Estudios de Familia; director del área de investigación Salud, Conocimiento Médico y Sociedad (Grupo B de Minciencias), colaborador del doctorado en Estudios Sociales; co-creador de la Maestría en Neurociencia Social, de la Especialización en Estrategias Psicopolíticas para la Paz y de la Maestría en Estudios Transdiscipinares en Salud (actualmente en trámite en el MEN), además de gestor de algunos diplomados. He sido investigador principal y coinvestigador en variados proyectos, acumulando experiencia en estudios de frontera entre las ciencias de la salud y las ciencias sociales y humanas. En varias ocasiones he sido miembro del Consejo Directivo de la Facultad elegido entre los directores de áreas de investigación. Tengo el honor, actualmente, de hacer parte del Comité de Ética de la Universidad.

 

En este momento de profundos cambios democráticos en nuestra casa de estudios, decidí asumir con responsabilidad el llamado que me hicieron algun(a)os colegas para integrarme como candidato al Consejo Directivo en la lista Nº 1 “Diálogo Externadista”. Considero que los aprendizajes que me ha dejado esta experiencia acumulada me permiten comprender el sentir y las necesidades de quienes ejercen la docencia y la investigación en distintas facultades y unidades académicas; y que es un buen momento para poner estos aprendizajes al servicio de toda la Universidad.

Con el equipo de trabajo que conforma esta lista, personas de la más alta calidad humana y académica, proponemos un proceso participativo de todas las facultades para consolidar nuestra Universidad como una institución que mira al futuro, dignifica la labor docente e investigativa, promueve democracia y equidad entre sus colaboradores, estimula la excelencia académica y el bienestar de toda la comunidad, respeta la autonomía de las facultades y se compromete con el desarrollo sostenible de nuestro país.

Jhon Garcés

Mi candidatura busca la visibilidad y representación de mis compañeros y compañeras de la Facultad de Estudios del Patrimonio Cultural, como unidad autónoma que ha participado en la proyección social a partir de los aportes realizados en la docencia, investigación y consultorías durante casi tres décadas de existencia. Así como la continuidad de nuestra Facultad desde su estructura actual, fieles al proyecto liderado por quien fuera nuestra decana (e) Lucero Zamudio, quien tuvo la visión y proyección social de la facultad defendiendo su autonomía mientras estuvo en el consejo directivo. 

De ahí que me sienta muy identificado con esta propuesta de programa Diálogo Externadista Profes de todas las facultades para toda la Universidad que procura mediante el eje de gobernanza, el fortalecimiento de las Facultades existentes con su propio decano/a, además de integrar y robustecer los consejos directivos de las unidades académicas para que dialoguen con el CONSEJO DIRECTIVO DE LA UNIVERSIDAD y que se logre consolidar el CONSEJO DE PROFESORES, con su respectiva elección de secretaría.

En lo que respecta a la carrera académica y el estatuto profesoral, queremos apoyar el tema de escalafón y promoción de la nivelación de las condiciones laborales entre los profesores preservando la sostenibilidad y cuidando el patrimonio de la universidad. Así como reforzar el proyecto institucional externadista en sus tres ejes fundamentales: investigación, proyección social y gestión administrativa, que se articulan con los ideales sobre la igualdad y el respeto por la diversidad cultural y de género afines a nuestra facultad, con los programas académicos transdisciplinares ofrecidos en nuestra Universidad.