top of page

Reflexiones del ahora y del Futuro de nuestra universidad

La oportunidad de haber participado como delegado de los profesores de la facultad de educación en las comisiones de trabajo, previo a la elección del consejo directivo para el periodo 2020-2022, y en otros procesos tanto académicos como electorales llevados a cabo en la universidad. Como integrante de Diálogo Externadista, me permite hacer algunas reflexiones de lo que es la Universidad y lo que podrá seguir siendo en el futuro.


En el primer lugar, veo preponderante que se ha desarrollado un espíritu de pertenencia hacia nuestra Universidad de parte de un gran número de colegas de las diferente facultades y unidades académicas.


Este aspecto se hace evidente con una amplia participación en las diferentes comisiones de trabajo; institucionalizadas en un principio por la Comisión de Impulso y ratificadas una vez elegida la Secretaria Técnica del Consejo de Profesores. La apertura de este espacio ha permitido facilitar y promover la discusión y deliberación de los participantes, desde la perspectiva de coadyuvar de manera propositiva en problemáticas que están en el diario vivir de nuestra casa de estudios que se recogen del diagnóstico institucional como: la gobernanza, investigación, asuntos financieros, estatuto profesoral, género, crisis nacional. Componentes en los que se ha avanzado significativamente y en los que ha habido sinergia entre directivas, grupos de trabajo, Consejo Directivo que ha incidido muy positivamente en empoderar la participación de los profesores y estudiantes; sin embargo, hay que avanzar en más participación (falta la voz de los trabajadores en estos canales democráticos), pues la universidad la construimos entre todos.


Estos ejemplos, de participación muestran cómo hemos avanzado en hacer coherentes los principios fundacionales: es el caso de la elección de los once representantes de las facultades a la Secretaría Técnica del Consejo de Profesores, el nombramiento de los decanos de Finanzas, Gobierno y Relaciones Internacionales (FIGRI); Contaduría Pública y Estudios del Patrimonio Cultural. Procesos que contaron con una participación destacada de los y las estudiantes y docentes de cada unidad académica.


Desde la perspectiva de construcción de gobernanza en primer lugar destaco que se ha potenciado el recurso humano de nuestra casa de estudios; pues los órganos directivos administrativos y académicos en un alto porcentaje están a cargo de egresados de nuestras programas de pregrado y posgrado con una trayectoria académica y profesional ya sea como docentes o como profesionales. Desde la experiencia y formación acumulada están aportando en los distintos cargos en el cumplimiento de las funciones asignadas, lo que ha permitido la movilidad del recurso humano al interior de la Universidad .


En segundo lugar, avizoro el futuro de nuestra casa de estudios desde una visión de un federalismo acorde con las nuevas obligaciones que le exigen la sociedad con el imperativo de cambio de paradigma en la formación de las nuevas generaciones en función de seguir aportando y coadyuvando en la solución de las problemáticas del país desde la perspectiva de construir comunidades de aprendizaje sustentadas en el diálogo interfacultades que permita aportar en la agenda país, aspecto en el que hemos avanzado pero en el que es pertinente reformas académicas más universalistas, con currículos transversales y movilidad académica interna, sustentada en una formación cultural de base, en función de formar recurso humano desde la perspectiva de desarrollar pensamientos divergentes, cultura democrática ética y solidaridad en función de los principios misionales.


Por último, es pertinente seguir avanzando en:

  • Una universidad cada vez más participativa e incluyente, aspecto en el que hemos avanzado significativamente, en el que la dignidad humana sea lo prevalente.

  • Reformas administrativas, académicas e investigativas, estatuto profesoral sin incurrir en riesgo que afecten la estabilidad financiera de la Universidad.

  • La construcción de una cultura pedagógica de la participación de toda la comunidad universitaria, en la que se discutan las problemáticas más urgentes de la Universidad, en grupos, con la participación de docentes, estudiantes y empleados. Los aportes que de allí surjan, deben convertirse en insumos de trabajo para la toma de decisiones desde el Consejo Directivo.

  • Avanzar en el empoderamiento de los Consejos Directivos de las facultades, con funciones no solo de órganos consultivos sino con funciones de toma de decisiones académicas, investigativas y financieras.

10 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page